Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía

El Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja, se inició el 7 de agosto de 1955 como Certamen Nacional de Habaneras. Esa primera edición fue celebrada en el Paseo Vista Alegre, resultando un verdadero éxito que ha perdurado en el tiempo hasta la actualidad, incorporando edición tras edición novedades que han ido conformando el Certamen de la actualidad.

En ese momento con el deseo de dinamizar la actividad cultural del verano torrevejense, gracias a la labor de la Comisión Oficial de Fiestas de ese momento dependiente del Ayuntamiento de Torrevieja, empiezan a desarrollar la idea de Don Juan Aparicio, Director General de Prensa de ese momento, que veraneaba en la ciudad. Sabedor del enorme arraigo que tenía la habanera en nuestra ciudad, lanzó la magnífica idea de crear un concurso que reuniera solistas, dúos, pequeños conjuntos y grandes coros, en torno al género de la habanera.

En este caso, aquella primera edición de 1955 fue convocada en distintas modalidades como solistas, dúos, pequeños conjuntos y masas corales, resultando vencedor del primer premio el Orfeón Murciano «Fernández Caballero», dirigido por Manuel Massotti Littel. El primer escenario, situado en el paseo Vista Alegre en una concha acústica creada para el momento, que los torrevejenses llamaron “la chapina” por su parecido con las conchas de mar. Hoy sobre ese lugar, se asienta el monumento al Coralista, en homenaje a todos los coralistas torrevejenses que dan lo mejor de sí por la habanera en los coros de la ciudad, y a todos los coralistas que han pasado a lo largo de la historia por el Certamen.

Desde entonces, el Certamen no ha hecho sino crecer en todos los aspectos. Si bien en un primer momento los coros y solistas participantes eran de las provincias de Alicante, Valencia y Murcia, poco a poco acudirán de todo el Estado. En 1963, se añadió además la modalidad de polifonía, para otorgar mayor variedad al concurso, definiendo así las dos modalidades en las que se divide el Certamen, habaneras y polifonía.

En 1974, se produjo el traslado del Certamen al histórico recinto de las Eras de la Sal, el lugar que en otro tiempo se almacenaba la sal de las Salinas de Torrevieja, para ser trasladada en los barcos que llegaban del mundo entero. En el tornavoz construido expresamente para la celebración de este Certamen, caracterizado por su excelente acústica, junto al mar, en las noches de verano, esta cita ha encontrado su hábitat natural.

Desde 1989, con la creación del Patronato Municipal de Habaneras de Torrevieja, el Certamen adquiere categoría internacional, acudiendo desde ese momento coros de los cinco continentes a competir por los preciados galardones que se otorgan cada año y convirtiéndose en referencia internacional del canto coral cada mes de julio.

Entre los numerosos reconocimientos y distinciones obtenidas, destacan la declaración como Fiesta de Interés Turístico Internacional por parte del Ministerio de Turismo y Comercio del Gobierno de España desde 1994, así como la Alta Distinción al Mérito Cultural otorgada por la Generalitat Valenciana.